Spanish English French German Italian Japanese Portuguese

 

¿QUIENES SOMOS?

Somos el proyecto de formación para la ciudadanía y salud sexual y reproductiva del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio; y con el apoyo de instituciones y de habitantes de la región promovemos el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos con énfasis en niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, en los 31 municipios de la región, abordamos diversos enfoques tales como: 1. Fortalecimiento de redes intersectoriales; 2. Apoyo a la implementación de los proyectos pedagógicos transversales, y el sistema de convivencia escolar,  3. Promoción de la salud y del acceso a servicios de salud, de justicia y de protección. 4. Construcción de opinión pública y movilización social que favorezca el cambio de imaginarios culturales hacia una cultura de paz y de ejercicio de los derechos humanos.  

facebook

QUE SIGNIFICA “CIUDADANÍA”, ¿COMO SE APRENDE?

Para el Ministerio de Educación Nacional “el concepto de ciudadanía parte de la idea básica que considera característico de las personas vivir en sociedad. (MEN, 2006). Desde el momento en el que nacen, las niñas y los niños aprenden a relacionarse con las personas y a entender que significa vivir en sociedad, aprendizaje que continúa toda la vida. Este aprendizaje debe ocurrir de tal manera que permita a la persona ejercer su ciudadanía, es decir, debe permitir el desarrollo de ciertas competencias y conocimientos para relacionarse con otras personas, actuar como protagonistas políticos, y participar activa y responsablemente en decisiones colectivas (MEN, 2006). Además, debe ofrecer los espacios necesarios para poner en práctica o ejercer estas competencias y conocimientos en la vida cotidiana.”  GUIA 49. Ministerio de Educación Nacional.

¿QUE SIGNIFICA TENER UN BUEN ESTADO DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA?

Tener un buen estado de salud sexual y reproductiva conlleva a: “la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos, la posibilidad de ejercer el derecho a procrear o no, la libertad para decidir el número y espaciamiento de los hijos, el derecho a obtener información que posibilite la toma de decisiones libres e informadas y sin sufrir discriminación, coerción ni violencia, el acceso y la posibilidad de elección de métodos de regulación de la fecundidad seguros, eficaces, aceptables y asequibles; la eliminación de la violencia doméstica y sexual que afecta la integridad y la salud; así como el derecho a recibir servicios adecuados de atención a la salud que permitan embarazos y partos sin riesgos; y el acceso a servicios y programas de calidad para la promoción, detección, prevención y atención de todos los eventos relacionados con la sexualidad y la reproducción, independientemente del sexo, edad, etnia, clase, orientación sexual o estado civil de la persona, y teniendo en cuenta sus necesidades específicas de acuerdo con su ciclo vital”1

1(Ministerio de la Protección Social,  Política nacional de salud sexual y reproductiva, República de Colombia,  Bogotá Febrero de 2003  (Cf. Cuarta Conferencia Mundial sobre la mujer (CCMM), Plataforma 94,95, 96; Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) 7.2, documentos que a su vez incorporan la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud, OMS.)          

¿POR QUÉ EXISTE UN PROGRAMA DE FORMACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA EN EL PDPMM?

En algunas comunidades rurales del Magdalena Medio colombiano se presentan circunstancias geográficas, históricas y culturales que aumentan su vulnerabilidad en el  ejercicio de los derechos humanos,  sexuales y reproductivos; con el consecuente aumento en la tasa de embarazo en adolescentes, el incremento en las infecciones de transmisión sexual, el aumento en los índices de violencia basada en género,  la violencia escolar, y la explotación sexual comercial infantil. Entre estos factores que aumentan la vulnerabilidad en la región se destaca  la llegada a la zona de migrantes buscando trabajo en proyectos minero-energéticos (30.000 aproximadamente); difícil acceso; baja presencia estatal (salud, educación, justicia y protección); y costumbres que promueven la violencia sexual y que comportan riesgos para la salud sexual y reproductiva.

Para el PDPMM la salud es una condición necesaria para el desarrollo de una sociedad, y las actividades adelantadas en este ámbito se anidan en el corazón mismo de la estrategia implementada en la región hace ya 15 años.  Así, el Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva – el cual reúne la mayor parte de las actividades que se adelantan en el ámbito de la salud -,  sustenta su importancia estratégica en esta complementariedad trascendental y técnica a través de acciones orientadas al fortalecimiento institucional (con formación y dotación a los sectores Salud, Educación, Justicia y Protección), y al fortalecimiento comunitario (con acciones formativas, organizacionales y comunicativas a redes de jóvenes, y mujeres, incluyendo habitantes de las zonas geográficas más vulnerables) en los treinta municipios que conforman la región.

Las acciones adelantadas en el ámbito de la salud sexual y reproductiva se despliegan a través de un dispositivo técnico-administrativo que depende y se impulsa directamente desde la Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio – CDPMM-  (entidad encargada de la gestión y administración técnica y financiera del Programa).  Este dispositivo, acompañado técnica y financieramente por el estado, empresas privadas, y organizaciones internacionales (Vg. Ministerio de Educación Nacional, Secretarías de educación, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, Ecopetrol, Isagén, la Unión Europea a través, la Agencia Católica para el desarrollo de Inglaterra y Gales, y la Fundación Bolívar Davivienda entre otros), se dinamiza a través de un equipo técnico interdisciplinario que conforma el Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva

Dada la misión del PDPMM resultará más difícil acercarse al ideal de desarrollo y paz que los pobladores y pobladoras del Magdalena Medio merecen, si se abandona el potencial integrador que el ejercicio efectivo del derecho a la salud ofrece a esta construcción colectiva iniciada ya hace quince años. Así, pese a que la Corporación no se corresponde a la visión clásica de una institución de salud, ha sido evidente el aporte realizado en este campo en el marco del Programa, y sobre todo es claro que continuar profundizando en estrategias que promuevan el ejercicio pleno del derecho a la salud será una de sus mejores acciones en la consecución de sus objetivos: una región donde el desarrollo y la paz sean cada vez más una realidad. 

Actividades PSSR

 

Barrancabermeja

Barrancabermeja

Simití

Simití

Tiquisio

Tiquisio

San Pablo

San Pablo

Ecopetrol ISAGEN ministerio CAFOD fundacion bolivar davivienda UNFPA

 

 

 

ImprimirCorreo electrónico

Apertura de cuenta bet365.es