Spanish English French German Italian Japanese Portuguese
  • Home

Articles in Category: Boletines de Prensa

La pesadilla ha terminado pero el dolor sigue para tres de las 25 víctimas en la masacre del 16 de mayo

Encabezado boletines

La pesadilla ha terminado pero el dolor sigue para tres de las 25 víctimas en la masacre del 16 de mayo

15 años después de ocurrida la masacre del 16 de mayo de 1998 en Barrancabermeja, los familiares de CARLOS ARTURO ALAIXT PRADA, JUAN DE JESUS VALDIVIESO y MELKISEDEC SALAMANCA, rindieron el ultimo adiós a sus seres queridos; luego de que la Fiscalía General de la Nación hiciera oficial la entrega de los restos óseos hallados en una fosa común.

restos1

El pasado 05 de julio, en las instalaciones de la Uso Nacional los sentimientos, las emociones, la memoria, la impotencia y las preguntas sin respuestas volvieron a convertirse en protagonistas; fue un momento de dolor, pero acompañado a su vez de resignación por una búsqueda que finalizaba, la iglesia católica ofreció una eucaristía, la fiscalía expresó sus más sentidas condolencias y los familiares de cada una de las tres víctimas pasaron al frente y recordaron a su esposo, hermano, hijo, padre y amigo.

Posteriormente, los restos óseos se trasladaron hasta la comuna 07 en el Barrio el Campín, sector se la ciudad donde ocurrieron los hechos hace 15 años, allí durante el resto del día y la noche se realizó una vigilia por la vida, el sábado a primeras horas los restos fueron dejados en el cementerio jardines del silencio, donde descansan en paz.

A la fecha son 08 los restos que ha sido entregados por parte de la Fiscalía a los familiares, lo que indica que 17 más aún siguen desaparecidos.

23 de enero de 2009 fueron plenamente identificados: Ricky Nelson García, Ender González, Oswaldo Enrique Vásquez, Óscar Leonel Barrera y Wilson Pacheco. 


restos2

Carlos Arturo Alaixt Prada

31 de Agosto de 1962 – 16 de mayo de 1998

“Era muy alegre, divertido, de mucho ambiente. Todo el mundo lo conocía. Tenía muchos amigos, valoraba la amistad. Le gustaba ver futbol y apoyar y conseguir cosas para sus compañeros en los partidos, Carlos se rebuscaba para ganar el sustento de cada día vendiendo paletas, conos, cervezas, loterías…” Zoraida Gómez Rodríguez, compañera permanente.

Juan de Jesús Valdivieso

Desaparecido el 16 de mayo de 1998

 “Juanchito. A él le gustaba todo, pero sin verduras… Estudió hasta quinto. No tuvo hijos, se lo llevaron muy jovencito. Juanchito era bueno, buen muchacho. Tenía ojos grandes, alegres; pestañas grandes; manos con dedos gorditos… Tenía una sirena en el pecho. Esa sirena se la mandó a tatuar por una canción que dice “Cuentan que un barco viajero, cruzaba las aguas”…” Trina Silva, tía paterna

Melkisedec Salamanca

01deDiciembre de1970 – 16 de Mayo de 1998

“Alegre, trabajador. Le gustaba mucho estar en su hogar. Él era un hombre muy correcto, buen marido y buen padre… Estudió hasta quinto de primaria con nuestro apoyo. Cuando empezó a trabajar, revalidó el bachillerato y estudió Secretariado de Comercio… Ya llevaba 7 años trabajando allá en “Extra rápido, Los Motilones”… tenía una maña de mover mucho las cejas… Es que era muy cejón…” María del Rosario Quintero, madre

Testimonios de familiares extraídos del libro, Sin Volver ni Haberse Ido, publicado en mayo de 2008.

 

DIRECTOR DEL PROGRAMA DE DESARROLLO Y PAZ DEL MAGDALENA MEDIO SERÁ NEGOCIADOR EN LOS DIÁLOGOS DEL CATATUMBO

Encabezado boletines

Ubencel Duque Rojas director del PDPMM fue elegido por los líderes y el Gobierno Nacional.

DIRECTOR DEL PROGRAMA DE DESARROLLO Y PAZ DEL MAGDALENA MEDIO SERÁ NEGOCIADOR EN LOS DIÁLOGOS DEL CATATUMBO

 “El Programa de Desarrollo y paz del Magdalena Medio es elegido por el Gobierno Nacional y por los líderes para conformar el equipo negociador junto con el Viceministro de Trabajo José Noé Ríos”

ubePara Ubencel Duque Rojas, director del PDPMM el anuncio hecho en las últimas horas lo toma por sorpresa, sin embargo reconoce que desde que inició el proceso de diálogo entre el Gobierno y los líderes, ha estado al tanto de los avances y de lo planteado en dicho acercamiento por ser esta zona del país una región hermana de los Programas de Desarrollo y Paz, “Entre los puntos que han estado en discusión se encuentra la creación y el plan de desarrollo sostenible de la Zona de Reserva Campesina y como segundo punto lo relacionado con la sustitución de cultivos de uso ilícito, donde los comunidades piden que se les permita hacerlo bajo su método campesino que les pueda ir generando condiciones de vida” manifestó Duque Rojas, quien además argumenta que esa muestra de confianza de los líderes del Catatumbo y parte de la institucionalidad  tiene mucho que ver con la experiencia durante la negociación del éxodo campesino de 1998 en el Magdalena Medio.

El paso a seguir es conocer a profundidad el estado de la negociación y revisar con mucho rigor la metodología y los criterios que están planteados, ya que son estos los puntos que permitirán avanzar en el proceso de diálogo, asegura el director del Programa de  Desarrollo y Paz del Magdalena Medio que ya se ha puesto en contacto con el Viceministro de Trabajo José Noé Ríos

El Programa de Desarrollo y Paz, ha descubierto ese rol de mediador y facilitador a través de la historia y por los conflictos en la región del Magdalena Medio que les fueron enseñando a construir  procesos de diálogo y concertación, destacando la importancia de escuchar a los campesinos, pues ellos con su sabiduría tienen mucho que aportar a los procesos de concertación, esto sin lugar a dudas genera confianza y construye paz y desarrollo desde la colectividad; estos aprendizajes serán importantes en este nuevo proceso de diálogo y de gran utilidad tanto para la región del Catatumbo, como para la misma institucionalidad.

Historia del PDPMM

El PDPMM es una iniciativa con 18 años de trayectoria; sus experiencias en las distintas áreas de acción a través de los años han sido fuente para el diseño de nuevos programas de desarrollo regional que se han creado en Colombia; se ha propuesto  construir una nación sin excluidos y en paz, mediante el impulso en la región del Magdalena Medio de procesos que lleven a establecer espacios humanitarios para la transformación de las instituciones, de la política, fortaleciendo una economía para la vida, con calidad y dignidad para todos y todas, tomando como puntos de partida la identidad cultural expresada en una propuesta regional de desarrollo y la protección colectiva del medio ambiente.

                                                                                              

 

LA RESISTENCIA HACE RENACER A VALLECITO DE LAS CENIZAS

Encabezado boletines

LA RESISTENCIA HACRENACEA VALLECITDE LAS CENIZAS

valle

Con una enorme maqueta los habitantes de Vallecito, recordaron como era su pueblo antes de ser quemado por los paramilitaresen el 2000/Foto: OlgaTorres

 

Trece años después con una enorme maqueta que representa físicamente como estaban ubicadas sus casas antes que un grupo paramilitar quemara en su totalidad el corregimiento de Vallecito, del municipio de San Pablo, Bolívar, la comunidad recordó como ese día sus vidas cambiaron para siempre.

Ese 22 de junio de 2000, decenas de paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, quienes según la comunidad venían acompañados de miembros del Ejército Nacional, sostuvieron combates en el sector de Cuatro Vientos con guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por varias horas en inmediaciones del poblado. Culminado el combate y replegada la guerrilla hacia la montaña, el grupo paramilitar incursionó en el poblado, y tras acusar a las 63 familias que habitaban el poblado de ser auxiliadores de la insurgencia los obligaron a desplazarse para quemar sus viviendas con todo lo que había en su interior.

Con lágrimas en sus ojos, don Luis Alfredo Aguilar, actual presidente de la Junta de Acción Comunal y testigo de tan nefastos hechos, recuerda como si fuera ayer cuando la tragedia tocó a las puertas de esta comunidad campesina, que se vio afectada por culpa del conflicto armado, al igual que muchas otras comunidades en la región de Magdalena Medio.

Ese día se quemó la mitad del pueblo, y a los tres meses volvieron y quemaron la otra mitad. Esto lo hicieron los paramilitares. Por eso trece años después estamos recordando aquel triste y lamentable momento, cuando toda la comunidad fue desplazada del corregimiento por culpa de la violencia, y nuestras viviendas fueron incineradas. Los que vivíamos aquí perdimos todo los bienes, los cultivos, los animales y los enseres que teníamos.”, recordó Luis Alfredo.

Ese mismo recuerdo amargo y gris, lo tiene presente doña Gloria, que tuvo que presenciar como un grupo de hombres armados y al servicio de la guerra, quemaron su ranchito construido con madera y paja, y con recursos del producto de los jornales de su marido, “Ese día nuestros hijos sufrieron mucho. Tuvimos que dormir en el rastrojo otros en el piso, porque nuestras casas las habían quemado. Eso nos obligó a refugiarnos en las cabeceras municipales. Donde tuvimos que pasar calamidades, porque nosotros estábamos acostumbrados al campo y es allí donde están nuestras comodidades. Para la comunidad de Vallecito, esto fue muy doloroso y nunca lo podremos olvidar”.


La resistencia única salida ante eldolor

valle1

Han pasado trece años, y esos recuerdos se mantienen vivos en la memoria. En ese sentido, de ratificar que a pesar del dolor que dejó la incursión paramilitar, la resistencia ha sido su única arma para salir adelante y arraigarse en el territorio. En ese sentido, los habitantes del corregimiento Vallecito, realizaron una jornada denominada, “Integración de las comunidades rurales para la reconstrucción de su tejido social”. Al mismo asistieron comunidades campesinas y víctimas del conflicto armado residentes en las aéreas rurales de Cantagallo, San Pablo, Simití, Santa Rosa del Sur (Bolívar) y Yondó (Antioquia).

A través de actividades lúdicas se logró reconstruir la memoria histórica de la violencia que ha tenido que afrontar esta población del sur de Bolívar. Para ello, se programó con las familias que para esa época vivieron la situación junto a sus nuevos integrantes, una representación de su vivienda y la ubicaran en una gran maqueta, y físicamente recordar como era su pueblo antes de ser quemado por los paramilitares.

La maqueta es recordando y reconstruyendo como era el corregimiento en el aquel instante, ya que hoy en día no están todas las casas, ni están en la forma que estaban. Cada familia está recordando cómo estaba su propia casa o vivienda. Recordando ese dolor que sentimos cuando perdimos nuestra casa. Hoy, volvemos a sentir ese dolor. Así hagamos miles de cosas nunca lo podremos olvidar, y siempre lo tenemos presente”, señaló el presidente de la Junta de Acción Comunal. Agregó, “Se perdieron muchas costumbres deportivas y culturales. Con este evento queremos volver hacer, lo que la violencia nos había quitado. Con esto queremos seguir construyendo lazos de hermandad, entre todas las comunidades. Hoy, queremos decirle a Colombia y al mundo, que aunque nos quitaron muestras viviendas, no nos quitaron las ganas de surgir y salir adelante. Con esto demostramos que las comunidades del sur de Bolívar, no están dispuestas a bajar los brazos. Sino todo lo contrario a levantarlos y seguir adelante”.

La actividad fue acompañada por organizaciones defensoras de los derechos humanos, y líderes comunales del sector, como fue el caso de Juan Hincapié, líder comunal de la zona de San Pablo, “Hoy estamos recordando trece años de tragedia, pero lo queremos dejar atrás. Queremos dejar en claro que en Vallecito y en el sur de Bolívar, existen personas pujantes con ganas de seguir adelante y arraigarse en el territorio. Yo, aplaudo a todas estas personas que se han puesto la camiseta para llevar a cabo este evento, aquellas que han hecho resistencia en este territorio. A pesar que no se fácil, pero que hay arraigo y amor por el territorio si se puede. Hoy, el Gobierno Central y el municipal no nos han ayudado, pero tenemos que exigirles que centren su mirado sobre nuestro territorio”, manifestó un asistente al evento.

Por su parte, el representante del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, organización que ha venido acompañando a esta comunidad para su reasentamiento, señaló, “Como Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, no dudamos en vincularnos a este Décimo Tercer Aniversario de Resistencia, y que lo han querido manifestar a través de un encuentro de comunidades. Siempre hemos admirado la decisión de la comunidad de Vallecito, por resistir y permanecer en el territorio. En estos procesos donde primero está la vida, es que le apostamos desde el Programa de Desarrollo y Paz”.

Este proceso de resistencia viene acompañado de otras acciones, como la construcción de las viviendas o del poblado en otro sector. “Como ejemplo tenemos la reconstrucción de Vallecito. Gracias a varias organizaciones sociales, que nos ayudaron a construirlo en otro lugar. Lo que significa que hay quienes nos respaldan en todo lo que nosotros hemos emprendido para quedarnos en nuestra tierra. Esto hace parte de todo lo que ha hecho toda la comunidad para resurgir”, expresó el presidente de la junta de Acción Comunal.

Estado Colombiano en deuda

Creemos que el Estado Colombiano, tiene una deuda con la comunidad de Vallecito con su centro poblado y con sus veredas. Es allí donde la comunidad de Vallecito tiene que definir cómo va a reclamar esa deuda por los hechos que ocurrieron. Es la misma población la que tiene que definir como el Estado los va a reparar, ya sea por acción u omisión. Es la comunidad la que tiene que reflexionar, marcar la ruta y definir cuáles son los propósitos con esa reclamación de esa deuda que tiene el Estado. Todo esto en el marco de la no-repetición.

GRAVES VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS A CAMPESINOS EN LA HACIENDA ‘LAS PAVAS’

Encabezado boletines

GRAVES VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS A CAMPESINOS QUE RECLAMAN SUS TIERRAS EN LA HACIENDA ‘LAS PAVAS’

La Asociación de Campesinos de Buenos Aires (ASOCAB), agrupa a 120 familias que habitan los predios de la Hacienda Las Pavas, ubicados en el corregimiento Buenos Aires, del municipio de El Peñón, Bolívar. A raíz de su decisión de defender su posesión y su territorio, han sufrido agresiones y amenazas en contra de sus asociados y su proceso organizativo. Sus reivindicaciones han sido presentadas ante diversas instancias judiciales y administrativas, ejerciendo permanentemente la defensa de sus derechos por las vías legales.

LOS HECHOS

El día 28 de mayo de 2013, en el camino que va de Buenos Aires a la Hacienda „Las Pavas‟, hombres armados del cuerpo de seguridad de la empresa Aportes San Isidro, identificados por la comunidad como FRANCISCO FLOREZ MARMOL, MARIO MARMOL MONTERO y CARLOS alias

“El Calvo”, dispararon varias veces contra un grupo de campesinos que se movilizada en un tractor. Varios de los disparos llegaron a las llantas del tractor. Afortunadamente no hubo heridos. Estos hechos ya fueron denunciados ante las autoridades competentes.

El día 30 de mayo de 2013, hacia las 5:30 de la tarde, TITO ALVEAR PÉREZ, joven que hace parte de la comunidad reclamante de tierras, se trasladó del asentamiento de la Asociación Campesina ASOCAB hasta la finca el OASIS, aledaña a los predios de la Hacienda Las Pavas a pedir que le regalaran agua limpia para la elaboración de los alimentos. Al no encontrar a nadie se devolvió. Cuando llegó al lindero de los pedios EL OASIS y LAS PAVAS, fue abordado por los señores MARIO MARMOL MONTERO, CARLOS alias “EL CALVO” y otro que le dicen GENTIL (los dos últimos no son de la zona). Todos los mencionados, hacen parte del cuerpo de seguridad de la empresa APORTES SAN ISIDRO. Ellos lo golpearon, le dieron planazos con machetes, hasta cortarle una de sus piernas y el brazo. De manera indiscriminada le daban punta de pie en su cara y por todo el cuerpo. Lo insultaban. Todo esto sucedió durante 10 minutos. Durante ese tiempo, le dijeron que lo iban a matar que si lo dejaban vivo era solo para que le contara a MISAEL PAYARES y que iban a coger uno a uno a los de ASOCAB y a los de su familia. Le dispararon dos veces. Al escuchar los disparos el señor BLADIMIR ALVEAR quien también vive con toda su familia en el asentamiento de ASOCAB, salió corriendo a ver lo que pasaba. Asustado por la situación se acercó hacia el sitio de los hechos. En ese momento, los armados salieron corriendo dejándolo tirado todo ensangrentado. Cabe resaltar que en el segundo semestre de 2012 se presentaron denuncias ante la Defensoría del Pueblo por las amenazas que estos hombres armados le habían realizado en varias oportunidades a TITO ALVEAR a quien en otras oportunidades también le habían disparado. De estos hechos se puso conocimiento a la Fiscalía General de la Nación.

SOBRE LO ACONTECIDO, EL PROGRAMA DESARROLLO Y PAZ DEL MAGDALENA MEDIO SOLICITA DE MANERA RESPETUOSA:

Investigación de los hechos aquí reseñados, que configuran diversos y graves delitos contra miembros de la comunidad de las Pavas y tomar medidas inmediatas para que se garantice la aplicación de la justicia en los hechos acaecidos.

Reforzar las medidas de prevención y protección de los derechos de esta comunidad, ofrecidos por el Gobierno colombiano a través del Ministerio del Interior y las demás entidades competentes.

31 de mayo de 2013

 

Apertura de cuenta bet365.es